- AEACR

Vaya al Contenido

Menu Principal:



ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN
1 de octubre de 2018


VISITAS

http://www.contadorvisitasgratis.com



VIVIR CON ...

Estas recomendaciones son un extracto de las guías Puntos de Encuentro que serán repartidas durante el Día Nacional de la Espondilitis. La información que se facilita cuenta con el aval de la Sociedad Española de Reumatología, que ha catalogado las guías como “de interés científico”. Además pueden descargarse en la web www.puntosdeencuentro.es, una página con información específica sobre la espondilitis anquilosante.

- Vigila tu peso y sigue una dieta saludable:

- Es importante comer una dieta equilibrada y sana. Evita el sobrepeso porque supone una carga para las articulaciones.
Algunas personas con espondilitis anquilosante padecen también de manera asociada una inflamación del intestino que se manifiesta por una diarrea importante. Si ese es tu caso, pregunta a tu médico para minimizarla.
Haz ejercicio con regularidad:

- Determinados ejercicios ayudan a mantener tu flexibilidad y a mejorar tu postura. Estos están altamente recomendados a los pacientes con espondilitis anquilosante.
Cuida dónde y cómo te sientas:

- Escoge sillas de asiento duro y con respaldos que sujeten la espalda. Mantén una buena postura mientras estás sentado y no prolongues los períodos en que estás sentado sin moverte; levántate de vez en cuando.
Utiliza un colchón firme para dormir:

- Asegúrate de que tu colchón no es ni demasiado duro ni demasiado blando, sino que tiene la firmeza suficiente para sostener tu espalda de manera adecuada. Si el colchón es demasiado blando, puedes colocar una tabla entre el somier y el colchón para que duermas sobre una superficie más firme.

- Deja de fumar. La espondilitis anquilosante puede causar una disminución de la capacidad pulmonar que, a su vez, puede derivar en que te sientas a menudo falto de aliento. Fumar puede hacer la situación aún más complicada y aumenta las posibilidades de sufrir infecciones respiratorias y pulmonares.

- Mantén una actitud positiva

Una actitud positiva incluso ante las adversidades te ayuda a tener mejores habilidades físicas y mentales.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal